Historia del Corrasmall logol de Comedias de Almagro.



Comenzó a utilizarse como recinto lúdico-festivo “posada de comedias” a finales del siglo XVI, cuando las representaciones teatrales pasaron de realizarse en las plazas públicas, a espacios mas recogidos, una vez que las iglesias dejan de utilizarse para representaciones teatrales, según las disposiciones del Concilio de Trento.

La tipología arquitectónica surge así como adaptación del patio mesón presentado de forma natural a la finalidad escénica. Pieza clave de nuestra arquitectura popular, imitando de la Plaza Mayor, la estructura de pies derechos y zapatas.

Consta de zaguán de entrada empedrado con techumbre de madera. El patio es el elemento central rectangular, alrededor del cual giran galerías y cazuelas, que permitían la comunicación con las distintas dependencias. Posteriores modificaciones mínimas hacen posible las representaciones con la instalación de un tablado junto a una de las pandas, donde los cómicos ambulantes realizaban sus representaciones escénicas.

El público se situaba en los corredores, donde se disponían sillas o bancos y en el espacio abierto del patio, el público se concentraba de pie.
Con el tiempo la disposición espacial se fue modificando, aunque en esencia la distribución del Corral de Comedias de Almagro se ha conservado, respondiendo a descripción que de ellos se hacía en el siglo XVII.

Situados en grandes corrales, destinados a la recepción de viajeros durante el día y dormitorio por la noche, donde arrieros, criados, tratantes, cómicos, etc., huéspedes con escasos recursos, que por pocas monedas, compartían este espacio. Lugar de uso común donde entre otras actividades en los ratos de ocio dedican al juego de naipes.

Este uso múltiple llegó a ser tan conflictivo, que las autoridades solucionan el problema con una ordenanza (22/julio de 1756) que prohíbe los juegos, aunque esto no quiere decir no continuase. Así durante las obras de rehabilitación del recinto, se encontró escondida en la pared, una baraja pintada a mano fechada en 1729.

Datos característicos del uso recinto eran la adjudicación de lugares determinados para cada clase social, así las más poderosas de la ciudad tenían reservados en los corredores, que se parcelan formando cuartos, lo que provocó malestar y quejas del vecindario.

A mediados del siglo XIX, se plantea en la ciudad la edificación de un teatro (El Principal), el Corral de Comedias había dejado de tener su antiguo uso, convirtiéndose en patio de vecinos, aunque conservó su estructura.

Único en su género, fue declarado Monumento Histórico-Artístico en 1955. En la actualidad es escenario de representaciones de teatro clásico durante los Festivales Internacionales que tienen lugar en el mes de julio, además de otros eventos culturales anuales.